Mas fogones y menos precocinados. Mayo sin plásticos. Día 3



Estos días de confinamiento muchos han descubierto el placer de cocinar en casa, es una experiencia reconfortante y enriquecedora. El cariño con el que se cocina, los sabores, los olores. Un autentico momento de reencontrarse con uno mismo, de vivir el presente, o de cocinar en familia.
Pero es también una manera de generar menos residuos. Y los que se generan son compostables, restos orgánicos.
Un día me contaba mi hijo que en el colegio hablaban de los residuos que generaban y que sus compañeros decían que generaban unas dos bolsas de residuos diarias. - ¿máma, cuanta basura generamos?- Le dije que una bolsa cada dos o tres días. La diferencia reside en el plástico y los envases, el residuo orgánico es menor y también poco voluminoso.

Reconozco que cocinar en casa para mi es todo un placer, pero tampoco hay que volverse loco en la cocina, se pueden realizar elaboraciones sencillas y muy, muy sabrosas. las especias hacen auténticas maravillas en las elaboraciones más sencillas.
Una pizza casera puede ser un auténtico manjar.
¿De cuantos envases podrías prescindir tu?


Imagen de ds_30 en Pixabay

También te puede interesar

0 Comments

Top Categories