Cómo guardar la comida sin plásticos. Mayo sin plásticos. Día 1




Uno de los problemas que me surgían cuando tenía que guardar comida que me sobraba en el figorífico era ¿Cómo lo guardo? y muchas veces le terminaba poniendo un trozo de film trasparente encima del plato ¡total me lo iba a comer por la noche!
A la larga son muchos trozos de plástico, y no es rentable ni ecológica ni económicamente.
Os cuento cómo lo hago ahora.
Desde hace tiempo hago lo siguiente.
Si hacer falta que el cierre sea hermético porque no la voy a comer en el mismo día la guardo en recipientes de cristal con tapa.  Los de Conasi son preciosos,  pero les tienes también en muchísimos supermercados y ferreterías.
Pero otras veces bien por el volumen, bien porque los voy a consumir en breve no los guardo en este tipo de recipientes, sino que los dejo en la propia cazuela o en un plato. Y ahí es donde tenía el problema. Si lo haces así el frigorífico coge olores, los alimentos se resecan y favores la contaminación cruzada. ¿Qué hacer entonces?
Aunque ahora hay tapas de silicona reutilizables, y también tienes la opción de poner tela encerada, yo uso una opción mucho más práctica. Le pongo un plato encima. Si, has leído bien, tan sencillo como poner otro plato a modo de tapa, los platos llanos suelen tener una medida ideal para cazuelas y cuencos grandes, y un sopero sirve estupendamente para tapar otro sopero o incluso uno plano.
También puedes probar con las tapas de cristal de las cazuelas, yo tengo una que tiene el tamaño justo para tapar la tortilla de patata funcionando como una campana protectora.

Espero que te hayan servido mis trucos y los pongas en práctica. ¿cuales son los tuyos?


Imagen de congerdesign en Pixabay

También te puede interesar

0 Comments

Top Categories