RETO: Mayo Sin plástico, por favor


Uno de los grandes quebraderos de cabeza que tengo constantemente es cómo reducir el uso de plásticos y residuos de un solo uso.
Pero es complicado, hasta los libros vienen envueltos en plástico. ¡Es un horror! 


En las cocinas, en los colegios, en las instituciones y en los supermercados, en todos los sitios hay una cantidad de plásticos innecesarios que nos están bloqueando, irrumpen en nuestro cuerpo y nos enferman a través de sus compuestos volátiles, del bisfenol que se encuentra en muchos de ellos y de las micropartículas que terminan inevitablemente introduciéndose en tu cuerpo. Ahora con el Covid quizá somos más conscientes que nunca de lo pequeñas que pueden ser las partículas y a la vez lo dañinas que nos resultan. 
Por eso quiero compartir las medidas que tomo para reducir el plástico en mi casa. Muchas también las tomarás tu, otras seguro que te sorprenden y te animas a ponerlas en práctica.

Al principio parece complicado pero con un poco de práctica te das cuenta de que no es tan difícil.
¡Tu puedes!
¿Te animas a formar parte de este reto?
Durante un mes iré contando los retos a los que me voy  a enfrentar cada día para ir eliminado el plástico y cuales son las alternativas que yo aplico.

La idea es sustituir cada día un producto de plástico  o desechable por otra alternativa más duradera y saludable.
Empezamos el día 1 de Mayo. ¡Te espero!

También te puede interesar

0 Comments

Top Categories